Cree en ti

Llegó el viernes y no sabía que escribir, con esto de estar activando todas mis plataformas (revista, IG, Blog etc…) tenía la responsabilidad de cumplir con los que me leen.

Sin embargo la semana ha sido una batalla constante de sentir lo que pido al universo y mi impaciencia innata que a veces me apaga el ánimo y siento que no voy a la velocidad de mis pensamientos es allí cuando mi amiga la tiroides refleja todo con un gran cansancio.

Que si bien es cierto la tiroides es una condición de la glándula bla, bla, bla para los que estudiamos un poquito más el espíritu, no es más que la manera del cuerpo de decir: “quiero expresar lo que está en tu corazón y el cerebro” (algunas veces influenciado por la sociedad) no te deja avanzar y transformandolo en temores; temores al futuro convertidos en ansiedad que no te dejan vivir el hoy.

Por eso decidí buscar un poquito más de motivación en el pasado para disfrutar mi viernes y mis logros por pequeños que sean.

Por eso te invito a creer en ti, pues las mejores cosas de mi vida han pasado porque independiemtemente de todo y sin saberlo he creido en mi y he vencido mis miedos.

El recuerdo más claro que tengo de esto fue a mis 18 años, estaba en primer año de la universidad y amaba ir a conferencias. En una de las tantas que iba estaba exponiendo Luis Alberto Díaz quién yo creía era el editor de LA PRENSA el periódico más importante de Panamá. Me le acerque y le dije:

“Yo quiero trabajar allí, quiero hacerlo sin salario pues voy a la universidad en la mañana y no puedo cambiarme a la noche por mi beca”

En una conversación que duró no más de 2 minutos descubrí que era el Director de Panorama Católico un semanario de gran importancia y respeto a nivel nacional, conseguí una cita para la semana siguiente.

El resto es historia, trabajé allí por dos años; lo mejor es que sí me pagaban y de paso aprendía.

Así pasaron los años y viví en México por otros dos años.

Lo soñe, lo pedí, lo creí y después de enamorarme del Ángel de la Independencia en Reforma el cual conocí en un viaje de trabajo regreso a Panamá, me siento en la oficina de mi jefe de ese momento Pablo Alvarado y le digo:

“Oye yo sé que estás abriendo las oficinas en México, si en algún momento hay la posibilidad me gustaría me tomes en cuenta”

Cabe mencionar que todas las veces que me he lanzado a decir las cosas así tal cual el corazón salta a mil por segundo, casi se me sale del cuerpo.

Y a pesar que muchas veces los resultados no han salido como yo he querido como aquella vez que me fui a vivir a Chile y cuando llegue la empresa no existía;  la mayor satisfacción ha sido que me he atrevido, yo hice mi parte y sin importar el resultado lo he logrado, he aprendido, he disfrutado el camino.

Entonces hoy viernes, sé que puedo ser una gran Life Coach, sé que puedo en paralelo dar mis asesorías de mercadeo, sé que puedo… siempre y cuando toque la puerta y diga:

“Hola soy Yas Prado y tengo Una Vida Chillin que quiero compartir contigo”

Hoy tengo miles de ideas y sueños, que pormeto ir contándote en medida que yo haga mi parte para que se hagan realidad.

Ahora repite:

  • Yo sé que puedo, tengo el talento y me apasiona hacer….
  • Yo creo en mí. tengo ese don especial para lograrlo
  • Hola soy_____________ y soy buena en ______________(imagina a quién se lo quieres decir)

¡AHORA CREETELO Y HAZLO!

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *