Hostal un lugar para dar y recibir hospitalidad

Bien decía mi mamá cuando era niña, para decir no me gusta tienes que probar antes… por lo tanto yo me lo tome muy en serio (claro con excepción cuando se trata de drogas o cosas malas). Me encanta la aventura al menos una vez en la vida, pues no sabes cuándo vas a morir.

 

Lo tanto quería experimentar eso de los hostales, los cuales hoy en día están muy de moda es más ya no son considerados lugares de “mala muerte” y sucio, así que inicie mi búsqueda por la bolita de la sabiduría, o sea Google y encontré miles de opciones incluso esas japonesas que son como capsulas que te dan incluso un poco más de privacidad.

 

Sin embargo, no encontraba nada que redactará como tal la experiencia o que podría hacer o no en un lugar como este… pues solo te dicen que harás muchos amigos, lo cual es relativo pues muchas veces la gente también está desconfiada y piensa que las mujeres que van están algo locas y los hombres solo quieren ligar.

Lo primero que debes evaluar es si estás dispuesto a compartir la habitación entre ronquidos, pedos (sí leíste bien P E D O S, flatulencias sonoras y no tan aromáticas) o incluso gente que ríe como yo dormida. Casi todos tienen reglas en cuanto el silencio para el orden y respeto del sueño, pero seamos honesto muchas veces guardar silencio en una habitación a medianoche puede ser algo complicado pues solo levantarte para ir al baño ocasionará algo de ruido.

Un hostal no es un hotel y claro que lo sabes, pero siendo más específica, no estas pagando quien te cargue la maleta, te limpien tu desorden y mucho menos quién este las 24 horas con el desinfectante a mano; por lo tanto recuerda que debes comportarte incluso mejor que en tu casa por ejemplo:

  • Si te lavas las manos y salpica el agua alrededor toma papel desechable y sécalo (aplica con el sanitario)
  • En el baño asegúrate que la cortina este dentro de la ducha para no mojar fuera, e incluso secarte lo más que puedas antes de salir, recuerda que mami no vendrá a secar el piso
  • Un spray de bolsillo o quizás unos fósforos no estarían de más para que los utilices una vez vayas al baño
  • Si necesitas levantarte temprano y debes poner el despertador por favor escoge un sonido decente y no el clásico gallo que ahora traen los celulares y por favor ponlo cerca de tu almohada y con un sonido considerado, los demás no tienen por qué despertarse.
  • Depílate y aféitate en casa (a menos que lleves muchos días y sea de suma urgencia)
  • Ve preparado para regalar sonrisas.
  • Entre la norma de términos recuerda que una habitación compartida no se refiere a ti y tu pareja sino que será compartida por todos, porque digo esto pues cuando hice una reserva reciente iba con mi esposo y cuando haces reservas en los hoteles compartida es para 2 … NORMALLLLLLLLLLLLLL pero como en el hostal existen también habitaciones privadas no sé porque en mi mente por segundos cuando hable y me dicen compartida asumí que se referían a mi esposo y a mí (compartiendo una misma habitación) no compartiendo una habitación con 10 personas más; es simple terminología y costumbre.

¡Recuerda es tema de convivencia!!! Y no todos tenemos las mismas costumbres, pero al menos apliquemos el sentido común.

 

Cosas que debes llevar que puede resultar más agradable la estadía:

  • Una toalla pequeña, no recuerdo en que sitio leí esto, pero me parece muy práctico. Pues no vas a salir en toalla del baño, pues muchos tienen un espacio pequeño para vestirte antes de salir y si al regreso no quieres traer la toalla por los olores de la humedad la puedes dejar sin problema o meterla en una pequeña bolsa y no te ocupara espacio en la maleta. O Pregunta en la recepción de tu hostal que lo más probable que por pocos pesos te alquilen una
  • Chanclas, totalmente indispensable e higiénico (no voy a explicar más)
  • Como ya les dije spray o fosforo para esos momentos de meditación en el sanitario
  • Todo lo que necesites de aseo personal, jabón, shampoo, pasta dental (todas esas cosas obvias que dan los hoteles los hostales no las dan)
  • Viaja con poco equipaje ya que guardas tus pertenencias en lockers por lo tanto esa maleta que llevas a Miami en el Black Friday no aplica.
  • Pijamas decentes, ¡por favor! Quizás un buzo y camiseta estaría bien, olvídate de lencería, boxers nadie quiere ver tu escultural cuerpo
  • Si roncas ve a la farmacia más cercana y compra algo para esto, si te molesta el mínimo sonido compra tapones para los oídos.
  • Una maleta o bolso pequeño para llevar tus cosas al baño, que puedas echar tu ropa, toalla y artículos a usar esto te facilitará mucho la vida.
  • No hay secador de pelo, ni plancha de cabello y menos plancha de ropa así que trata de llevar ropa que no se arrugue si esto te estresa.
  • Compra agua en la noche para que lo tengas cerca por cualquier cosa
  • Un flashlight es de gran utilidad para no despertar a los demás.

 

La verdad nunca pensé quedarme en un hostal y mucho menos que me resultara algo agradable y sin mayor complicación pues te ahorras una buena cantidad de dinero que puedes usar para conocer más…. Pero si lo tuyo es descansar y tener al menos un día para dormir o te gusta ver TV en la cama o desayunar en la cama el hostal no es una opción.

 

Creo que todos debemos vivir la experiencia del estar en un hostal no por temas de dinero sino de tolerancia, empatía, autocontrol y sobretodo salir de esa famosa “zona de confort”

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *